La principal característica de la Maternidad Subrogada es que en el proceso de gestación y el parto no hay relación genética entre la mujer gestante y el feto. Ninguna característica externa y de salud es transferida al feto, ya que sólo son heredados los rasgos de los padres biológicos.


Una vez diagnosticado el caso de la pareja y teniendo clara la necesidad de una maternidad subrogada, se procede a la presentación y selección de la madre gestante. Esta selección o presentación se hace normalmente por videoconferencia, con mujeres preseleccionadas de nuestras bases de datos por los padres biológicos.


De manera inexcusable, todas las madres subrogadas han de cumplir con los siguientes puntos:

  • De 20 a 35 años de edad
  • Tener al menos un hijo propio
  • Perfecto estado de salud, tanto física como mental
  • Consentimiento voluntario por escrito
  • Consentimiento por escrito del cónyuge en caso de que la candidata conste en matrimonio civil
  • Ausencia de partos prematuros o cesáreas

Antes de unirse al tratamiento de Gestación Subrogada la candidata pasa un examen médico que incluye:

  • Inspección del terapeuta
  • Inspección psiquiátrica
  • Prueba ginecológica general
  • Ecografía de las glándulas mamarias en días 5-11 del ciclo
  • Inspección del aparato reproductor por ultrasonido
  • Determinación del tipo y factor Rh mediante el análisis de sangre
  • Análisis de sangre clínico y bioquímico
  • Coagulograma
  • Análisis de sangre para VIH, sífilis, hepatitis B y C, anticuerpos de rubéola
  • Análisis de orina, para la comprobación de un habito de vida saludable
  • Análisis de enfermedades infecciosas (clamidia, herpes genital, gonorrea, Ureaplasmosis)
  • Fluorografía
  • Electrocardiograma

Una vez designada la gestante subrogada se inicia el proceso de trasferencia embrionaria para dar comienzo a la gestación del bebé

Contacto & Localización


Horario

  • Lunes a Viernes 8.00 - 17.00
  • Sabado 9.30 - 17.30
  • Domingo 9.30 - 15.00